Foto y elaboración de la tarta : @Alvegandoi

Hoy os traemos la alternativa vegana a la tradicional tarta de queso elaborada por nuestras amigas de @alvegandoi que han tenido la genial idea de combinarla con nuestra mermelada de Kiwi.

Un postre que podrás elaborar fácilmente en tan solo 10 pasos y que se convertirá en un imprescindible en las comidas con familia y amigos este verano.

No necesita horno, tan solo habrá que guardarla en la nevera.  Esto, junto a su textura ligera y fresca, la convierte en un postre o merienda ideal para los días calurosos.

Para conseguir una versión más sana de esta tarta, hemos cambiado la base tradicional de galletas por otra elaborada por ingredientes que le darán un sabor igualmente delicioso. Además, esta tarta no lleva azúcares añadidos.

Te encantará esta tarta de queso vegana con tofu así que, ¡manos a la obra! 👩🏻‍🍳👨🏻‍🍳

Ingredientes

Para la base:

  • 100 gr de copos de avena.
  • 75 gr de almendras crudas (o el fruto seco que prefieráis).
  • 3 cucharadas de aceite de coco.
  • 4-5 dátiles (dependerá del dulzor que queráis conseguir).

Para el relleno:

  • 400 gr de tofu.
  • 1 lata de leche de coco (400 ml) o la bebida vegetal que os guste más.
  • 4 dátiles. Si lo prefieres puedes utilizar algún otro endulzante como stevia o erititol al gusto.
  • 4-5 gr de agar agar en polvo.

Para la cobertura:

Pasos

1.

En primer lugar debemos preparar el molde. Para esta receta utilizaremos un molde de entre 18-22 cm de diámetro. También tendremos que forrarlo con papel vegetal.

2.

Comenzaremos con la base. Para ello vamos a triturar los copos de avena y las alemendras hasta que se forme una especie de «harina». En el caso de que no podáis triturarlo, no os preocupeis. En la mayoría de supermercados venden la avena y las almendras ya molidas.

3.

Cuando tengamos esta «harina» vamos a añadir los 4 dátiles (previamente remojados y deshuesados).

4.

Ahora tendremos una pasta a la que tendremos que añadirle el aceite de coco.

La base debe tener una consistencia compacta pero moldeable. En caso de que estuviera demasiado compacta puedes optar por echar una cuchara de agua o leche vegetal.

5.

Extendemos esta masa en el molde que habíamos preparado y la metemos en el frigorífico a enfriar.

6.

Vamos ahora con el relleno. Para ello batiremos el tofu junto con la leche de coco y los dátiles (remojados y deshuesados). Si no queréis usar dátiles podéis utilizar ciruelas o vuestro edulcorante favorito. Mezclamos todo hasta conseguir una textura líquida y cremosa.

7.

Apartamos un vaso de la mezcla. El resto lo vertemos en una olla y lo ponemos a calentar con cuidado de que no se pegue ni se queme.

8.

En el vaso que habíamos apartado echamos el agar agar y removemos bien. Una vez que el agar agar este bien integrado lo vertemos en la olla y llevamos la mezcla a ebullición. Bajamos la temperatura y removemos durante un par de minutos hasta que comience a espesar.

9.

Sacamos el molde y vertemos la mezcla con cuidado. Ahora lo llevamos a la nevera y lo dejamos enfriar al menos drante 8 horas.

10.

Cuando la tarta ya haya enfriado lo suficiente ya podremos añadir la cobertura. Para ello, sacamos nuestra tarta y la cubirmos a nuestro gusto con la mermelada ecológica de kiwi.

¡Voilá!

Ya tenemos lista nuestra tarta de queso vegana. Tened cuidado porque es difícil comerse solo un trozo 😋.

Y vosotros, ¿la habéis hecho ya? Os leemos en comentarios 👀